El OVNI del presidente

OVNI del presidente

Como ya os contamos en Logiaufo, el Ministerio de Defensa ha digitalizado y publicado en su web 80 expedientes OVNI en los cielos españoles, y ya hemos empezado a analizarlos.

El primero que queremos compartir es el sucedido el 25 de Febrero de 1980, cuando el avión de la Fuerza Aérea Española, en aquel entonces llamado escuadrón 401 en el que viajaba Adolfo Suárez, el entonces presidente del país alertó del avistamiento de un objeto no identificado durante el vuelo oficial que volvía de una visita oficial en Alemania. Este objeto, según los testimonios de los testigos parecía que acompañaba al avión en su viaje.

“Anochecer. Desde avión del 401 Escuadrón en vuelo Alemania-Madrid, con el presidente Suárez a bordo,observada luz extraña por los pilotos y pasajeros” se puede leer en el texto del expediente.

OVNI del presidente

Hoja original del Expediente.

Cuando el avión aterrizó en España se abrió una investigación que intentaría resolver lo que allí arriba había pasado esa noche pero el juez que llevaba el caso concluyo la investigación denominado “Expediente X sin resolver”.

OVNI del presidente

Articulo de ABC sobre el expediente.

Un artículo de Joan Plana Crivillén titulado: Expediente 800225  publicado en Papers d’OVNIS, nº 6, en el número de noviembre-diciembre 1997. En 1985, Joan Plana escribió al piloto del avión presidencial, coronel Enrique Nieto, al respecto del avistamiento del avión del presidente a la que el coronel contestó:

OVNI del presidente

Carta enviada por el coronel.

Hemos podido apreciar que Venus aquella noche estaba situado en cielo en dirección sur-oeste de la península ibérica y permaneció visible desde la puesta de sol hasta su ocaso así que no hay que descartar totalmente esta opción aunque los testimonios de los testigos dan a entender que veían el objeto mucho más cerca de lo que pudiera parecer estar Venus.

mapaovniadolfo

Este y muchos otros expedientes que han pasado en los cielos de España y de todo el mundo siguen aún sin resolverse y, quien sabe, si algún día descubriremos la verdad.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario